Google

lunes, 15 de octubre de 2007

viernes, 12 de octubre de 2007

video accidente de ducati

video
miren el video de este accidente..

Mantenimiento del Embrague de la Moto

El embrague de motos de enduro esta en constante uso y sometido a tensiones extremas. Sus componentes se desgastan inevitablemente. Así que es necesario un ajuste regular parta mantener su eficacia y evitar un desgaste acelerado

A veces es fácil pasar por alto los síntomas más claros de un embrague en mal estado. Un ligero patinar o una mínima resistencia al avance son exponente de una cercana pero remediable avería. Regular periódicamente el tensado del embrague ayuda a prolongar la vida del mismo.


El patinar del embrague se produce cuando los discos resbalan uno contra otro y el embrague no se acopla totalmente. Un síntoma de ello es el motor que funciona sin transmitir la totalidad de la energía a la rueda, cuando se sale de una parada o cuando el motor acusa bajo rendimiento por ejemplo en trialeras o subidas pronunciadas.

Otros síntomas más notables son deslizamiento de la moto adelante con la maneta totalmente presionada, dificultad para engranar una marcha, dificultad en la búsqueda del punto muerto

Si no se rectifica rápidamente, este síntoma hará que se caliente en exceso y con rapidez, la consecuencia será unas pastillas de fricción completamente pulidas y sobrecalentadas o vitrificadas con la inevitable pérdida de las propiedades de la fricción, la posible deformación de los discos y la perdida final de elasticidad de los muelles. Todos estos síntomas pueda dar lugar a la revisión o posible sustitución de los discos de embrague.

Si hoy en día la proliferación de embragues de accionamiento hidráulico va en aumento pues su mantenimiento es casi ínfimo, es importante recalcar que aun hay un gran parque de embragues convencionales.



Revisión de tensado y cable


Cuando un embrague está correctamente ajustado debería haber una holgura entre la maneta y el soporte de 5mm aproximados antes que empiece a ejercitar presión sobre el mismo.

Para realizar este reglaje se trabaja primero sobre los reguladores del cable, según modelo pueden encontrarse hasta tres principalmente en roleta de maneta manillar y en palanca del embrague, estos reguladores de cable pueden manipularse de nuevo para afinar el ajuste y compensar el desgaste progresivo.

Antes de intentar ajustar el tensado compruebe el estado del cable para ver si se desliza suavemente. Se verifica la funda exterior para ver si hay señales de desgaste por rozaduras o posibles golpes que agarrotan interiormente su recorrido.

Para el desarme del cable de embrague tenemos que destentar totalmente sus reguladores para lograr la máxima holgura entre sus palancas, una vez tengamos dicha holgura podremos sacar con facilidad los pernos de sus ubicaciones.

El método más fácil para el engrase del cable es suspendiéndolo mientras se vierte aceite lentamente por su interior de la funda, de vez en cuando, se empuja el cable hacia arriba y abajo para que el aceite tenga más facilidad de penetración por todo el interior del cable. Una variación de este método es hacer un pequeño embudo basándose en papel o pastelina alrededor de la parte superior del cable llenando luego este mini embudo de pequeñas dosis de aceite.

Los cables revestidos con nilón no deben engrasarse, tan solo limpiarlos con queroseno o un aerosol especial.

El montaje de éste una vez engrasado o revisado, es importante que prestemos atención en la reinstalación del elemento y que no nos confundamos en el recorrido de su ubicación.


Revisión de los discos

El embrague es un conjunto multidisco bañado en aceite este esta formado por el bastidor o tambor externo, el tambor de transmisión central, tapa y los discos de fricción. El conjunto completo se sitúa en el eje principal de la caja de cambios pero su bastidor esta montado sobre cojinetes, de modo que puede girar independientemente del eje principal.

Se conecta mediante engranajes primarios o en mínimos casos en cadena al cigüeñal y gira en relación con la velocidad de este último. El tambor de transmisión central se sitúa en el eje principal de la caja de cambios, y gira a su misma velocidad, este mantiene los discos de fricción dentro del bastidor del embrague donde son comprimidos por los muelles cuando se acciona el embrague.

Para la comprobación, los discos como mulles del mismo tendremos que tener a mano el manual del mantenimiento de la motocicleta, el cual nos informa de su desarme concreto como características especificas, así como el grosor mínimo del disco.

A grandes rasgos consta de vaciar el aceite y desarmar la tapa lateral parcial o total del cárter donde se ubica el conjunto del embrague, en él se podrá observar dependiendo del mismo los tornillos en formato espárrago que soportan la totalidad del conjunto. El montaje como desmontaje del mismo es desaflojando parcialmente y siguiendo el formato estrella.

En algún conjunto se presenta una tuerca central que tendremos que precisar de la herramienta tipo Obús para su extracción. Una vez desarmado el conjunto comprobar el grosor de mordaza como su estado, también los muelles su recorrido como su longitud.

Si solo es revisión de los discos constará en una limpieza de los mismos como con una suave pasada con papel de lija muy fino para poder anular la posible capa de suciedad o vitrificación. Antes de su montaje recordar impregnarlos con el aceite que posteriormente pondréis en el cárter.

Una vez sustituidos o revisados con suma atención montaremos los discos él moteje es completamente a la inversa del capítulo anterior y tener muy en cuenta el correcto ajuste de tuerca como el collado parcial y gradual en formato estrella. Ojo con la ubicación de la leva de accionamiento del embrague que en algunos modelos puede prestar a confusión.

Después de una escrupulosa atención y revisión del montaje proseguiremos con la inserción del aceite de características y cantidad recomendada por el fabricante.

Con la motocicleta parada comprobaremos que el accionamiento del embrague es correcto y no ofrece ninguna resistencia también engranaremos una marcha y empujaremos la moto en parado para asegurarnos que el embrague cumple perfectamente su misión. Una vez comprobado ya podemos arrancar la moto y la dejaremos en relenti accionaremos varias veces el embrague para asegurarnos de su correcto funcionamiento y tensado y penetración del aceite en los discos.

Los discos y muelles de embrague originales normalmente son los más recomendados tanto por su rendimiento como duración pero en el mercado hay varias marcas alternativas las cuales dependiendo del modelo de motocicleta garantizan un comportamiento más estable en situaciones limite mediante unos muelles mas reforzados o/y largos como un compuesto de mordaza de embrague más resistente a la alta temperatura.

mantenimiento de tu moto en invierno

n invierno nada impide coger la moto si se toman las medidas adecuadas. Éstas son las nociones básicas que hay que tener en cuenta para conducir con toda seguridad, sean cuales sean las condiciones meteorológicas:

Lo primero que conviene hacer es poner la moto a punto de cara al invierno. Si bien es cierto que cada motorista tiene sus propios trucos, hay cuidados básicos como rebajar un poco la presión de las ruedas y la precarga de muelle de la amortiguación para mejorar la tracción. Se puede pensar que con ello se pierde precisión en la trazada, y es cierto, pero, cuando el suelo está mojado, es más importante una buena tracción. Otra medida importante es revisar la cadena con mucha frecuencia, ya que en invierno la lluvia se lleva la grasa aumentando su desgaste. Por supuesto que hay que comprobar que los neumáticos estén en buen estado, porque su dibujo es imprescindible para aumentar la seguridad en caso de lluvia o nieve.

Por otro lado, no está de más conocer los accesorios que ayudan a prevenir accidentes cuando llueve, nieva o hiela. El repartidor de frenada, propio de los megascooter, Honda y BMW, ayuda a frenar con más seguridad. También es muy recomendable el ABS "gadget", para evitar que la rueda se bloquee cuando pierda tracción. Como explicamos en el artículo "Consejos para no enfriarse en la moto", un complemento muy útil, habitual en las BMW, son los puños eléctricos, que evitarán que las manos pierdan sensibilidad. Además, también hay asientos y respaldos calefactables.

Ya en la carretera, hay que tener claro que la forma de conducir no es la misma que cuando hace buen tiempo. Las medidas básicas son guardar más distancia del resto de vehículos, no realizar movimientos bruscos al adelantar o acelerar y evitar pisar las rayas pintadas en el suelo, alcantarillas o baldosas, ya que resbalan mucho. Al adelantar, una buena idea es aprovechar los huecos de la línea discontinua. También hay que saber que el momento en el que conducir resulta más peligroso es justo cuando empieza a llover, porque la lluvia se mezcla con la grasa y el polvo y hace más resbaladizo el asfalto. Cuando nieva, puede parecer más seguro seguir las huellas dejadas por los coches, pero es al contrario, porque en esas zonas se forma hielo, que es más peligroso que la nieve.

Operaciones básicas como frenar, tomar una curva o acelerar varían cuando el asfalto está mojado. Si no se tiene el ya mencionado sistema de repartición de frenada, conviene frenar con las dos ruedas a la vez, menos en motos deportivas, en las que lo habitual es frenar sobre todo con la rueda de adelante para no perder tracción. A modo orientativo, se puede decir que hay que aplicar el 60% de la fuerza de frenada en la rueda delantera y el 40% en la trasera. Otra norma básica es evitar en todo momento que las ruedas se bloqueen.

Para tomar una curva, es recomendable trazarla amplia y con una marcha de más, pero con suavidad. No hay que tomar las curvas a gran velocidad, para no tener que frenar y evitar que la moto se incline demasiado. Por último, hay que acelerar con mucha suavidad, con un desarrollo más largo poniendo una corona más pequeña, además de controlar siempre el gas. Además, hay que ser especialmente precavidos en las rotondas, acercándonos al interior de las mismas, donde hay menos manchas de gasoil.

Si, pese a estas recomendaciones, se opta por no conducir en moto en el invierno, hay que saber que antes de guardar la moto en el garaje hay que limpiarla convenientemente, cambiar el aceite, desconectar la batería, llenar el depósito, engrasar la cadena y otra serie de operaciones que puede explicar un buen mecánico o pueden leerse detalladamente en algunas web de moteros.

sábado, 6 de octubre de 2007

jueves, 4 de octubre de 2007

martes, 2 de octubre de 2007

COMO LIMPIAR LA CADENA

TEMARIO

1.- ¿Cuál es la mejor forma para limpiar la cadena?

Si aún así no sabes como se hace, debes tener en cuenta que con un mínimo cuidado que le ofrezcas a este elemento de tu moto, éste te responderá con muchísimos años de servicio. Así que no hace falta complicarse la vida. No obstante, a continuación exponemos casi todo lo referente al tema.

Hay dos procesos bien diferenciados:

*
Limpieza
*
Engrase

Limpieza:

Si no quieres complicarte la vida, compra un spray limpiador específico para esta tarea en el que las instrucciones de uso vienen en el reverso del bote.
Si quieres hacerlo a la antigua usanza, sigue leyendo.
Según el que puede ser el mejor manual-enciclopedia general dedicado a las motos, el mejor disolvente para limpiarla es la gasolina, mientras que en los manuales aconsejan por lo general el keroseno. La gasolina se evapora rápido por lo que no ataca apenas las juntas ó retenes de la cadena. El keroseno contiene más aceites ligeros, por lo que cuida las juntas mientras desincrusta la grasa vieja y la suciedad. Éste se puede conseguir en los centros comerciales, en la sección de barbacoas y chimeneas. Se trata del líquido que se utiliza para encender las barbacoas.
Se debe limpiar desmontándola o con una brocha y una bandeja debajo para no ensuciar demasiado. La brocha debe estar continuamente empapada, y restregar tanto como sea necesario.
Algunas casas constructoras de cadenas de transmisión secundaria consultadas sobre el tema que nos refiere han aconsejado que se use aceite de soja para la limpieza puesto que cuida al máximo los retenes. Sin embargo, el poder de penetración del aceite es menor que el de los hidrocarburos ligeros y la limpieza se hace bastante más pesada.

Engrase:

Lo mismo, si no quieres complicarte la vida, compra un spray engrasador específico para cadenas de moto. Si decides seguir usando los métodos ancestrales, sigue leyendo.
Según el mismo manual-enciclopedia, se debe lubricar con aceite de alta viscosidad para transmisiones SAE 80 EP ó SAE 90 EP. El problema estriba en que el aceite será expulsado por la fuerza centrífuga y el canto de la rueda donde esté la cadena será impregnado y no te darás cuenta hasta que tumbes hacia ese lado y veas que has perdido toda la adherencia.
Una de las mejores grasas que puedes usar es la grasa lítica o grafitada, esa de color negro que comúnmente se la denomina Molykote por ser ésta la empresa que más la distribuye y cuyas cualidades son excepcionales.